Inmobiliaria Central
Inmobiliaria Central

CERTIFICACIÓN ENERGÉTICA

 

¿Tiene un inmueble que quieres vender o alquilar? Desde el 1 de junio del 2013 es obligatorio que cualquier contrato de compraventa o arrendamiento (de un edificio o una unidad de éste) incluya el certificado energético.

 

Es decir una etiqueta que refleja el consumo energético del inmueble, como la de los electrodomésticos.

 

Conseguir ese certificado puede resultar sencillo si se sabe cómo. Solicite más información en estudioarkobi.

 

ERRORES MÁS COMUNES DE LOS PROPIETARIOS A LA HORA DE PONER UNA VIVIENDA A LA VENTA

Ahora que el mercado inmobiliario se está reactivando, muchos propietarios aprovechan para subir el precio de la vivienda que quieren vender. Pero hay que tener cuidado porque la recuperación no está siendo homogénea y esto solo servirá para alejar a los posibles compradores. Otro error que puede dar al traste la operación es ocultar información sobre la situación real del inmueble.

 

1.- PONER PRECIO EQUIVOCADO: en líneas generales los vendedores suelen valorar su vivienda por encima del precio del mercado y más ahora que parece que se está recuperando. Además, suele haber un componente emocional muy fuerte que lleva al vendedor a poner un precio más elevado del de mercado. Pero esto provoca un descenso de posibles interesados en la compra. Es aconsejable asesorarse bien por un experto inmobiliario que conozca el precio de la zona y sepa hacer un exhaustivo estudio de mercado personalizado para realizar la venta de forma rápida y eficaz.

 

2.- OCULTAR INFORMACIÓN: es importante que toda la información sea clara y abundante mediante fotos, vídeos y documentación. Lo mejor es que el cliente no se sorprenda cuando vaya a ver el piso in situ y se le informe correctamente de su situación registral, obras realizadas y de las posibles derramas del edificio.

        

Información sobre los depósitos de fianzas y registro de contratos de arrendamiento – (LEY 3/2015, de 18 de junio de vivienda)

LEY 3/2015, de 18 de junio de vivienda

 

Obligación del depósito de fianzas

 

Tal y como dispone el artículo 54.1 de la Ley 3/2015, de 18 de junio, de Vivienda, desde el 26 de septiembre de 2015 es obligatorio depositar en la delegación territorial correspondiente la fianza en metálico establecida en el artículo 36.1 de la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos.

El depósito de la fianza lo realizarán las personas o entidades arrendadoras de fincas urbanas destinadas tanto a vivienda como a otros usos.

El plazo para depositar la fianza será de un mes desde la fecha de formalización del contrato.

La fianza se depositará en los Servicios Bizilagun de las Delegaciones Territoriales de Vivienda de cada uno de los territorios (Bizkaia, Álava y Gipuzkoa). Una vez entregado el depósito de la fianza, en el plazo de un mes, se deberá comunicar al arrendatario, mediante la entrega de una copia de la documentación presentada ante Bizilagun.

El depósito es gratuito y no generará intereses a favor de la persona depositante.

 

Cuantía:

Una mensualidad de renta en los contratos de arrendamiento de vivienda.

Dos mensualidades de renta en los contratos de arrendamiento cuyo destino primordial sea distinto al de vivienda y al de temporada (locales comerciales, oficinas, etc.).

En los arrendamientos de temporada de duración inferior a un año, tanto de viviendas, como de locales, la cuantía de la fianza será proporcional al plazo de duración del contrato, teniendo en cuenta que las dos mensualidades establecidas corresponden al contrato de un año de duración.

 

 

Depósito fuera de plazo:

Si el ingreso se realiza sin requerimiento previo expreso y de forma voluntaria, conllevará un recargo equivalente al 2% del importe de la fianza, más el interés legal por la demora. Si se le requiere de manera expresa, la fianza conllevará un recargo del 10%.

 

Devolución de la fianza:

Una vez extinguido el contrato de arrendamiento, Bizilagun previa solicitud del arrendador procederá a la devolución de la fianza en el plazo máximo de tres meses.

Superado el plazo de tres meses sin que se haya hecho efectiva la devolución por causa no imputable al interesado, se devengará el interés legal del dinero desde la fecha de vencimiento del plazo de devolución hasta la efectiva devolución de la fianza.

Una vez devuelta la fianza por Bizilagun, el arrendador se la devolverá al arrendatario, salvo que este haya incumplido las obligaciones estipuladas en el contrato (impagos, desperfectos en la vivienda, etc.) en cuyo caso podrá compensarse la fianza con dicha cantidad.

 

Contratos de arrendamiento suscritos antes del 26/09/2015:

La obligación de depósito de fianza no será de aplicación para los contratos de arrendamiento celebrados con anterioridad a esta fecha, pero sí a sus revisiones posteriores.

 

Contratos de arrendamiento suscritos después del 26/09/2015:

Se establece un plazo de tres meses para depositar la fianza correspondiente a los contratos suscritos entre el 26/09/2015 y el 30/03/2016.

 

Obligación de registro de contratos de alquiler de fincas urbanas

 

Todos los contratos de alquiler que se celebren a partir del 26 de septiembre de 2015 deberán registrarse obligatoriamente en las Delegaciones Territoriales de vivienda. Esta nueva obligación recae tanto en los alquileres de vivienda como de locales comerciales.

La obligación de realizar el registro de contrato corresponde al Propietario del inmueble.

Los contratos celebrados entre el 26/09/2015 y el 30/03/2016 se inscribirán de oficio en el Registro de Contratos de Arrendamiento de Fincas Urbanas de la Comunidad Autónoma de Euskadi.

 

Documentación a presentar:

-Contrato de arrendamiento.
-Documentación acreditativa de la titularidad de la vivienda o derechos de alquiler por parte del arrendador.
-Documento Identificador de las personas intervinientes en el contrato.

 

Más información en la página de Bizilagun.
 

AYUDAS DE ALQUILER

En el 2014 entraron en vigor las nuevas ayudas de alquiler, según una orden publicada en el BOE. La orden del Ministerio de Fomento "determina la efectividad de las líneas de ayuda del Plan Estatal de fomento del alquiler de viviendas, la rehabilitación edificatoria y la regeneración y renovación urbanas 2013-2016.

 

Para más información leer publicación en el BOE.

 

LEY DE FOMENTO DEL ALQUILER

En junio del 2013,  tras su publicación en el BOE, entró en vigor la Ley de Fomento del Alquiler , un conjunto de medidas de flexibilización y fomento del alquiler.

 

Todos los contratos firmados después de esa fecha se verán afectados por estas medidas, los antiguos seguirán rigiéndose por la normativa que les tocaba cuando firmaron.  

 

La nueva normativa tiene como objetivo fundamental dinamizar este mercado por medio de la búsqueda del "necesario equilibrio" entre las necesidades de vivienda en alquiler y las garantías que deben ofrecerse a los arrendadores.

 

Si quiere saber más, puede ver la publicación de la ley en el BOE.


Llamar

E-mail

Cómo llegar